La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dijo el domingo que las fuerzas de oposición en Siria se volvían más efectivas y mientras antes terminara la violencia, mayores serían las posibilidades de que el Gobierno sirio evite un "ataque catastrófico".

"Mientras antes pueda ponerse fin a la violencia e iniciarse el proceso de transición política, no sólo morirá menos gente, sino que también hay una posibilidad de salvar al Estado sirio de un ataque catastrófico, el cual sería muy peligroso no sólo para Siria, sino que para toda la región", dijo Clinton en una conferencia de prensa.

Al parecer, Clinton se refería claramente a la posibilidad de que los rebeldes sirios lancen un ataque a las instituciones estatales -un tribunal y un medio de comunicación han estado entre los últimos blancos- y no a una intervención externa.

"No hay duda de que la oposición se está volviendo más efectiva en su autodefensa y en la ofensiva realizada contra el Ejército sirio y las milicias del Gobierno sirio. Por lo que el futuro (.. .) debería estar muy claro para quienes apoyan el régimen de Assad", agregó Clinton.

La secretaria de Estado estadounidense dio las declaraciones en Tokio, tras una reunión con el ministro de Relaciones Exteriores japonés, Koichiro Gemba.

Ambos se reunieron en el marco de una conferencia internacional respecto a la ayuda para Afganistán.