Un hogar adoptivo en Bélgica pidió a las potenciales víctimas de abuso sexual que admitieran sus casos el lunes, luego de que un hombre dijera que había sido acosado por monjas en el lugar cuando era niño en la década de 1960.

El hombre, que mantuvo su anonimato y ahora tiene alrededor de 50 años, dijo a los medios locales que fue abusado por monjas desde los cinco años y durante varios años en el hogar Stella Maris en la ciudad de Kortrijk, en la región occidental de Flandes.

La Iglesia Católica Belga ha sufrido varias acusaciones de abuso sexual, como parte de un escándalo mayor que sacudió a la institución y desató protestas en todo el mundo.

Los administradores de Stella Maris dijeron que estaban al tanto de casos de abuso ocurridos en los noventa y pidieron a otras posibles víctimas que salieran a la luz.

"La noticia horrorizó al personal", indicó el hogar en un comunicado enviado a Reuters. "Enviamos una carta a los padres de los niños del Stella Maris y pedimos a todos que hagan públicos los hechos que conozcan", agregó.

"Esperamos que se sepa la verdad y pasaremos toda la información que requieran las autoridades", señaló la institución.

La policía dijo que no podía comentar si alguien había registrado una queja de abuso sexual.

El hombre describió en una radio belga que fue víctima de abusos sexuales por parte de varias monjas entre 1965 y 1970 y dijo que los recuerdos aún lo atormentaban. Los reportes de acosos infantiles en otras partes del mundo finalmente le dieron el coraje de contar su historia, agregó.

El ex obispo de Brujas, Roger Vangheluwe, admitió el año pasado que había abusado sexualmente de su sobrino cuando era sacerdote en los ochenta.

Una comisión de la Iglesia investigó casi 500 casos de abusos e informó en septiembre pasado que al menos 13 personas se habían suicidado como consecuencia de los crímenes que habían sufrido.

En la década de 1960, Stella Maris era dirigido por la orden de monjas de Verrue, que luego se fusionó con las Hermanas de la Fe. Un abogado del hogar dijo que el directorio aún estaba integrado por varias monjas, pero que ahora es mayoritariamente secular.