Diputados del Congreso denunciaron que la ola de manifestaciones protagonizadas en la capital hondureña y en distintas partes del Honduras por turbas vandálicas, han trascendido el asunto gremial puesto que han sido infiltradas para generar un caos social.

El diputado Rolando Dubón Bueso, del oficialista Partido Nacional, dijo que el pueblo hondureño se encuentra sumamente aterrorizado por la actitud de los manifestantes que armados de piedras y palos se han dedicado a destruir lo que encuentran a su paso y a enfrentarse con la Policía.

"Nos parece que el movimiento magisterial ha pasado a segundo plano y lo que esta gente anda buscando es generar el caos, alejar las inversiones y que el Estado fracase", dijo Dubón Bueso, al tiempo que destacó que los dirigentes no quieren el diálogo al que han sido convocados tanto por el Presidente como el Congreso Nacional, y ello es una muestra de que su lucha ya no es gremial".

"Aquí hay fuerzas extrañas incidiendo para que ocasionen el caos en nuestro país, la cuestión ya no es gremial, se les está convocando al diálogo y no hay forma de que se sienten a conversar porque lo que ellos tienen es una sola consigna, que es provocar el caos", expresó el diputado Dubón Bueso.

Por su lado, el presidente de la bancada liberal, José Alfredo Saavedra, manifestó que ambas partes deben bajar el nivel de confrontación porque este tipo de actitudes no benefician al pueblo hondureño. "Yo creo que el diálogo es importante en este momento, antes que la situación se degenere", indicó.

"Nos parece que el movimiento magisterial ha pasado a segundo plano y lo que esta gente anda buscando es generar el caos, alejar las inversiones y que el Estado fracase". Rolando Dubón Bueso, diputado.

Saavedra afirmó que el Congreso debe contribuir a la solución de esta crisis suspendiendo por el momento la socialización de la Ley de Incentivos a la Calidad Educativa hasta que las aguas bajen a su nivel normal.

"No es conveniente que se estén dando este tipo de enfrentamientos entre la Policía y los maestros", afirmó.

El ex presidente del Congreso Nacional (1990-94), Rodolfo Irías Navas, afirmó por su lado, que hay armas que están utilizando los maestros que no tienen razón alguna, en primer lugar no se ha derogado el Estatuto del Docente, simplemente se ha desindexado del salario mínimo, tampoco se está privatizando la educación, sino que se está tratando de mejorar la calidad de la educación en Honduras.

Irías Navas manifestó que los maestros han permitido que su lucha gremial sea infiltrada por una lucha ideológica que, a juzgar por lo que hemos visto, "está siendo apoyada por los mismos grupos que antes y después del 28 de junio de 2009 pretendieron incendiar a este país porque no se les permitió que impusieran una dictadura socialista".

Con respecto al avance de la Ley de Incentivos a la Calidad Educativa, el vicepresidente del CN, Ramón Velásquez Názar, afirmó que nada de lo que argumenta la dirigencia magisterial es cierto.

"Ellos están hablando de que se privatiza o que se municipaliza la educación y que se les está afectando el Estatuto del Docente. Basta revisar el documento para darse cuenta que nada de esos temas son abordados en el proyecto de ley", dijo Velásquez Názar.

A juicio del congresista, "preocupa que los dirigentes mantengan una actitud renuente al diálogo y que, por el contrario, endurezcan sus posiciones propiciando un clima de confrontación en el país".