El aeropuerto internacional Golosón, de la ciudad de La Ceiba, al norte de Honduras, permanecía cerrado este viernes a consecuencia de las lluvias que han azotado el litoral Atlántico, donde varios municipios registraban apagones e inundaciones.

Las precipitaciones son producto del primer frente del año, que ingresó anoche por el Golfo de Honduras y ha provocado también vientos rachados, con excepción de la región sur del país.

Debido a la intensa caída de lluvias, que han dejado varias calles inundadas en La Ceiba, la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil ordenó el cierre temporal del aeropuerto de Golosón.

Las condiciones imperantes del clima ocasionaron daños en una de la torres de transmisión de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) en el departamento de Yoro, que dejó sin electricidad a los municipios de Yoro,Yorito, Sulaco, Jocón y alrededores.

A las 5 de la mañana se reportó el incidente en la torre que transporta el suministro a la zona, además de daños leves que han roto las líneas regionales que llevan la energía a Santa Cruz y otras áreas de Yoro. En ese sentido, la portavoz de la ENEE, Glenda Perdomo, comentó que también se reportan daños en San pedro Sula, sin dar mayor detalle.

En el caso del Yoro, anunció que personal de la ENEE está trabajando en la torre y las líneas dañadas, que podría tardarse entre seis y ocho horas para restablecer el servicio.

Frente frío. El cambio brusco en el clima se debe a la entrada del primer frente frío que llega al país, que tiene mayor impacto en los departamentos de Cortés, Yoro, Atlántida, Colón e Islas de la Bahía.La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), declaró el jueves alerta verde por 48 horas en estos departamentos , que desde la medianoche comenzaron a registrar lluvias.

El pronosticador del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Walter Aguilar, dijo que a lluvia que cayó en la noche y la madrugada ha dejado más de cuatro pulgadas de precipitación que continuarán hasta el domingo, pero gradualmente irán mejorando. Para este viernes, se mantienen las condiciones en el sector, ya que se esperan lluvias fuertes y continuas durante las próximas 36 a 48 horas, lo que ocasionará un oleaje elevado en la zona costera de hasta nueve pies.

En las demás regiones se esperan cielos muy nublados, descenso en las temperaturas y lloviznas débiles. En Tegucigalpa el principal problema serán los vientos fríos y rachados que viene del norte y noroeste.En ese sentido, Aguilar alertó a la población de la capital hondureña porque los vientos pueden provocar daños en los letrero grandes y árboles que están a punto de caer, como ocurrió el jueves en el sector de la colonia Víctor F. Ardón .