Tegucigalpa. La Comisión Permanente de Contingencias declaró alerta amarilla por 48 horas más en los departamentos de Atlántida y Colón, debido a la cuña de alta presión que continúa provocando lluvias, alto oleaje y fuertes vientos en el litoral Caribe de Honduras.

El organismo de socorro reportó la mañana de este sábado la desaparición de cinco personas, de las cuales tres eran miembros de la Fuerza Naval de Honduras asignados a la protección de la reserva Cuero y Salado.

Los hombres identificados como Lorenzo Cruz y Luis Miguel Castillo aún no han sido encontrados, mientras Ramón Davis Green Aranda, Óscar Mauricio Ordoñez Álvarez y Víctor Manuel Cardona Chirinos, miembros del Primer Batallón de Infantería de Marina, perecieron ahogados en el sector en busca de uno de los desaparecidos.

El desbordamiento de ríos en la costa Atlántica de Honduras debido a torrenciales aguaceros obligó a evacuar desde este viernes a más de 500 personas.

En un informe sobre los daños del temporal, Copeco indicó que 547 personas fueron albergadas tras ser desalojadas de zonas de riesgo en los departamentos de Cortés, Colón, Atlántida y Yoro.

Otras 25 resultaron damnificadas por la destrucción de diez viviendas en los municipios de Taujica y Masca en Colón, y Omoa en Cortés, al norte de Honduras.

De acuerdo a Copeco, un total de 20,776 personas han sido afectadas indirectamente por las lluvias, provocadas por cuña de alta presión que afecta Honduras.

Asimismo, reporta cuatro vías dañadas, tres de ellas en las comunidades de Taujica, Iriona y Balfate en Colón, y una en Olancho, donde se encuentran incomunicadas las comunidades de Carbón y Casa Quemada.

"Las personas en albergues están siendo atendidas desde el momento que ingresaron, se les entregó las raciones de primera respuesta que siempre damos y les daremos todo el apoyo que el presidente Porfirio Lobo nos ha pedido que entreguemos", declaró el titular de Copeco, Lisandro Rosales.

Según el Servicio Meteorológico Nacional de Honduras, las lluvias que afectan sobre todo el litoral del Caribe y dejan bajas temperaturas en el resto del territorio, fueron causadas por una masa de aire frío, la primera del año, que interactúa con un sistema de alta presión.

"Ante las condiciones climáticas que imperan en la región, Copeco mantiene la alerta amarilla declarada por 48 horas, en los departamentos de Atlántida y Colón; así como la alerta verde en los departamentos de Cortés, Islas de la Bahía, norte de Yoro y la línea costera del departamento de Gracias a Dios", señala el comunicado.

En el Caribe hondureño las olas podrían alcanzar altura de hasta 10 pies, sobre todo en la región de los bancos pesqueros que se ubican en La Mosquitia, lo que obliga las capitanías de puertos a prohibir la salida de embarcaciones de mediano y bajo calado.

Las actuales condiciones climáticas persistirán hasta este domingo.