Miami. El huracán Igor se fortaleció rápidamente el domingo sobre el océano Atlántico a una gran y peligrosa tormenta de categoría 4, mientras se movía en forma amenazadora hacia el oeste.

Igor, ahora capaz de causar daños devastadores, no representaba, sin embargo, una amenaza inminente a tierra firme o a intereses del sector energético.

Pero el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos dijo que Igor seguía intensificándose y tenía vientos máximos sostenidos de 240 kilómetros por hora (kph), y podría convertirse el lunes en una tormenta de categoría 5 en la escala de Saffir-Simpson.

"Igor continúa intensificándose a un rápido ritmo", reportó el centro meteorológico con sede en Miami.

Detrás de Igor, el CNH dijo que la tormenta tropical Julia se formó sobre el extremo oriental del océano Atlántico, lo que la convertía en la décima tormenta con nombre de la temporada 2010 de huracanes en el Atlántico.

Igor estaba a unos 1.620 kilómetros al este de las islas de Sotavento del norte del caribe a las 23.00 hora local (03:00 GMT del lunes).

El huracán se movía hacia el oeste y se espera que gire hacia el oeste-noroeste y pierda velocidad en las últimas horas del lunes o el martes.
"Alguna fluctuación en intensidad es posible durante las próximas 48 horas e Igor podría convertirse en un huracán Categoría 5 el lunes", reportó el CNH.

Modelos desarrollados por computadora prevén que Igor, que se convirtió el sábado por la noche en el cuarto huracán de la temporada de huracanes 2010, se mantendrá en el Atlántico en los próximos días y que no entrará al Golfo de México, donde se concentran operaciones petroleras y gasíferas estadounidenses.

El veterano meteorólogo Jeff Masters dijo el domingo en su blog Weather Underground (www.wunderground.com) que Igor puede amenazar Bermudas, pero que hay sólo una pequeña posibilidad de que toque tierra en la costa este de Estados Unidos o en Canadá.

Masters y otros meteorólogos dijeron que aún era muy pronto para hacer cualquier predicción definitiva sobre el desarrollo final de Igor.
Mientras tanto, El CNH dijo que Julia, que no representa una inmediata amenaza para tierra firme, se movía en dirección oeste cerca de las islas de Cabo Verde.

La tormenta tenía vientos sostenidos de 65 kph, reportó el centro meteorológico con sede en Miami. El centro dijo que la tormenta podría convertirse en un huracán categoría 1 el martes mientras surca el océano Atlántico.

A las 23.00 hora local (03:00 GMT del lunes), Julia estaba unos 175 kilómetros al sudeste de las islas de Cabo Verde.

El centro meteorológico estadounidense dijo también que estaba siguiendo un sistema de baja presión sobre la zona este-central del Caribe que podría convertirse en una tormenta tropical en los próximos días.

Los pronósticos previos señalan a la temporada 2010 de huracanes en el Atlántico como una extremadamente activa. Además de Igor, tres huracanes -Alex, Danielle y Earl- se formaron en lo que va de la temporada y los últimos dos alcanzaron la categoría 4.