Washington. El huracán Otto perdió fuerza el sábado y se convirtió en una tormenta tropical sobre el Océano Atlántico, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

La tormenta, que no representa una amenaza inmediata a tierra, tiene vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora (70 millas por hora) con ráfagas mayores, dijo el centro con base en Miami.

Otto se ubicaba a unos 1.510 kilómetros (935 millas) al este de Bermudas, dijo el centro.

"Se espera un debilitamiento gradual durante los próximos días", sostuvo el centro de huracanes. "Imágenes convencionales y de microondas satelitales indican que Otto está perdiendo integridad con rapidez", agregó.

Otto fue el octavo huracán y la décimo quinta tormenta con nombre de una agitada temporada 2010 del Atlántico. Alcanzó a ser un huracán de categoría 1 en la escala de intensidad Saffir-Simpson de cinco niveles.

La temporada de huracanes del Atlántico, de seis meses, termina el 30 de noviembre y ha presentado cinco grandes huracanes hasta la fecha de los ocho que se han formado. Estados Unidos ha evitado hasta el momento el paso de una tormenta destructiva.