El huracán Patricia, una de los últimos de la temporada de ciclones en el océano Pacífico, se fortaleció el jueves a categoría 2 frente a las costas de México en el océano Pacífico, donde se esperaba que tocara tierra con fuertes lluvias y vientos el viernes.

La tormenta llevaba vientos sostenidos de 155 kilómetros por hora y se desplazaba rápidamente a 28 kilómetros por hora, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos en un reporte.

En la mañana de este jueves, el huracán se ubicaba a 460 kilómetros al sur del puerto de Manzanillo, la mayor terminal marítima comercial del país, que todavía permanecía abierta a la navegación.

"Se espera que Patricia alcance la costa de México mañana (viernes) como un gran huracán extremadamente peligroso", dijo el reporte del CNH.

La tormenta se intensificará en las próximas horas, descargando fuertes lluvias en los estados de Guerrero, Michoacán, Colima y Jalisco.

"Estas lluvias podrían producir inundaciones y deslaves con riesgo para la vida", dijo el organismo.

Autoridades de la regiones afectadas dijeron a Reuters que la tormenta estaba siendo seguida con el fin de evaluar cuándo establecer albergues para atender a la población que pueda resultar afectada.