Bridgetown. La tormenta Tomas se convirtió este sábado un huracán de categoría 1, amenazando a pequeñas islas del este del Caribe en un curso que lo llevará a la empobrecida Haití y a República Dominicana la semana próxima.

Tomas, el huracán número 12 de una activa temporada del Atlántico 2010, pasaría cerca de St. Lucia y St. Vincent en las Islas de Barlovento, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Con vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora (75 millas por hora), Tomas era un huracán de categoría 1 en la escala de cinco niveles de Saffir Simpson.

A las 11.00 hora del este (1500 GMT), Tomas se encontraba a unos 65 kilómetros (40 millas) al sureste de St. Lucia, y avanzaba en dirección oeste hacia el este del mar del Caribe, dijo el CNH.

Previamente, como una tormenta tropical, azotó Barbados, despegando los techos de algunas casas, causando extensos cortes de energía y bloqueando algunas carreteras con escombros, señalaron residentes.

Algunos residentes dejaron sus hogares para refugiarse en escuelas e iglesias, pero no se reportaron muertes.

Pronósticos mostraban que Tomas se fortalecería en un camino que lo llevaría al sur de la República Dominicana y a Haití como un huracán de categoría 3, con vientos de una velocidad proyectada que superaría los 178 kilómetros (111 millas) por hora, para mediados de la próxima semana.

Haití. El gobierno de Haití y sus socios de ayuda internacional, que ya están luchando por combatir una epidemia de cólera que ha causado la muerte a más de 330 personas y ha sido contraída por más de 4.700, estaban discutiendo medidas de contingencia para el posible severo impacto del huracán la próxima semana.

Con alrededor de 1,5 millones de sobrevivientes del devastador terremoto de Haití del 12 de enero viviendo en carpas en la capital Puerto Príncipe, la autoridades estaban preocupadas por los posibles destructivos efectos de poderosos vientos y lluvias torrenciales sobre los campamentos.

"Un huracán es una de las cosas para las cuales nos hemos estado preparando (...) pero nuestra capacidad está ocupada manejando la epidemia de cólera", dijo a Reuters Imogen Wall, la portavoz humanitaria de Naciones Unidas en Haití, desde Puerto Príncipe.

"Obviamente es lo último que Haití necesita", afirmó, añadiendo que las autoridades estaban trabajando en medidas de protección y reuniendo suministros de emergencia.

En el Caribe, una advertencia de huracán estaba en efecto para St. Vincent y Grenadines, St. Lucia, Martinica, mientras que las autoridades emitieron una alerta de tormenta tropical para Trinidad y Tobago, Granada y Dominica.

Mucho más al norte, el huracán de categoría 1 Shary avanzaba sobre el centro del Atlántico luego de pasar previamente por el territorio británico de Bermudas.

No se reportaron serios daños en el territorio, un popular centro turístico y de aseguradoras.

Se espera que Shary se debilite más tarde el sábado y se disipe para la noche del domingo, dijo el CNH con sede en Miami.

La activa temporada de huracanes del 2010 ha producido hasta el momento 12 huracanes, cinco de ellos de gran envergadura, pero por ahora Estados Unidos ha escapado de que un ciclón afecte su territorio.