Viena. El organismo de control nuclear de Naciones Unidas podría explicar con más detalle sus preocupaciones sobre los posibles aspectos militares del controvertido programa nuclear de Irán, según fuentes diplomáticas de Occidente.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA por su sigla en inglés) está considerando incluir un anexo sobre el asunto en su próximo reporte regular sobre las actividades atómicas de Irán que se divulgará este mes, antes de una reunión a principios de marzo de su consejo de gobierno de 35 naciones, indicó una fuente.

Tal medida indicaría la creciente frustración del organismo de la ONU en lo que ve como falta de cooperación iraní en su investigación sobre el trabajo nuclear del país, que Estados Unidos y sus aliados temen está destinado a desarrollar la tecnología para armas atómicas.

También podría dar a Estados occidentales argumentos adicionales para que aumenten la presión en sus sanciones contra Teherán, después de que las conversaciones en diciembre y enero entre seis potencias mundiales e Irán no lograran avances en la prolongada disputa atómica.

Irán dice que su programa nuclear es una iniciativa pacífica para construir una red de plantas de energía atómica y ha ignorado repetidas veces las demandas de la ONU para detener sus labores de enriquecimiento de uranio, que pueden tener propósitos civiles y militares.

Durante varios años, la IAEA ha estado investigando reportes de inteligencia de Occidente que indican que Irán realiza esfuerzos coordinados para procesar uranio, probar explosivos a gran altitud y renovar un cono de misil balístico de manera adecuada para una ojiva nuclear.

El director general de la IAEA, Yukiya Amano, quien ha adoptado un enfoque más contundente sobre Irán que su antecesor Mohamed ElBaradei, dijo en su primer reporte sobre el tema hace un año que temía que Irán pueda estar trabajando actualmente para desarrollar un misil nuclear.

La evaluación tensó más las relaciones con Irán, que dijo que esas acusaciones carecían de base.

Pero en un signo de su determinación para seguir el asunto, una fuente diplomática dijo que Amano había pedido al departamento de la IAEA responsable por las inspecciones en Irán y en otros sitios "indagar un poco más en el aspecto de la posible dimensión militar".