Brasilia. Indígenas de Brasil tomaron de rehenes a 100 trabajadores en el lugar donde se construye una central hidroeléctrica en la región sur del Amazonas, según reportes de la prensa local.

Al menos unos 400 indios de varias tribus ocuparon las faenas de la usina eléctrica que, dicen, se construyó sobre un antiguo cementerio.

"No consideraron la situación de los indígenas. La empresa dinamitó parte de un sitio arquelógico", dijo Antonio Carlos Ferreira de Aquino, un funcionario local de la agencia de asunto indígenas, Funai, al sitio de noticias Folha.com.

Los indígenas, armados con arcos y flechas, ocuparon el lugar al amanecer y confinaron a los trabajadores de la construcción en sus barracas.

No se informó de heridos.

Los indígenas demandan a funcionarios del Gobierno que les ayuden a negociar un acuerdo con la constructora.

La presa de Dardanelos, en el río Aripuana a unos 400 kilómetros al norte de Cuiaba, capital del estado de Mato Grosso, debería de comenzar a producir energía en enero del 2011, según los reportes de prensa.

La presa es una de casi una docena que el Gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva ha estado promoviendo en el Amazon.