Londres. Las personas sin hogar en todo el mundo tienen tasas mucho más altas de infección por tuberculosis (TB), VIH y hepatitis C y podrían alimentar epidemias comunitarias que cuesten caro a los gobiernos, según reveló un estudio difundido el lunes.

Con una cifra estimada de 650.000 personas sin hogar en Estados Unidos y cerca de 380.000 en el Reino Unido, los expertos dijeron que los altos niveles de infección podrían no sólo causar aún más pobreza y angustia, sino que además podrían convertirse en un problema más amplio.

"Las infecciones en los vagabundos pueden conducir a infecciones de la comunidad y están asociadas con la desnutrición, largos períodos de falta de vivienda y uso elevado de servicios médicos", dijo Seena Fazel, investigador de la Universidad de Oxford que lideró el estudio.

Fazel y su equipo analizaron más de 40 trabajos de investigación sobre niveles de VIH, hepatitis C y TB entre personas sin hogar en un lapso comprendido entre 1984 y el 2012.

Encontraron que en Estados Unidos, por ejemplo, las tasas de tuberculosis eran al menos 46 veces más altas en los vagabundos que en la población general, y el predominio de la infección por hepatitis C viral era más de cuatro veces superior.

En Gran Bretaña, las tasas de tuberculosis eran cerca de 34 veces más altas en vagabundos que en la población general y la preponderancia de la infección por hepatitis C viral era cerca de 50 veces más alta.

En lo que respecta al VIH, las tasas de infección fueron entre 1 y 20 veces más altas en las personas sin techo en Estados Unidos que en la población general, pero no se encontraron estudios para el Reino Unido.

Fazel dijo que sus resultados sugerían que la mejor forma de luchar contra éste y otro tipo de enfermedades contagiosas era centrarse en las personas sin hogar como uno de los grupos con mayor riesgo.

"Dado (...) que el número de vagabundos es elevado en algunos países, las mejoras en su atención podrían tener efectos significativos en la salud pública", señaló el experto.

Fazel, cuyo estudio fue publicado en la revista The Lancet Infectious Diseases, manifestó que se encontraron patrones similares en la mayoría de los países que disponían de datos. Entre los estados que incluyó el estudio se encuentran Francia, India, Suecia, Irlanda y Brasil.

Naciones Unidas estima que cerca de 100 millones de personas en todo el mundo son vagabundos. Es bien sabido que las enfermedades y las muertes prematuras son especialmente altas en este grupo de personas.

Las tuberculosis causa anualmente la muerte a cerca 1,4 millones de personas y cerca de 9 millones se infectan cada año en todo el mundo.

Los investigadores dijeron que se centraron en el VIH, la hepatitis C y la tuberculosis porque su trabajo inicial sugirió que esas eran las infecciones estudiadas con mayor profundidad entre la población sin hogar.

No obstante, señalaron que los vagabundos también tienen tasas altas de otras enfermedades contagiosas, incluyendo la hepatitis A y B, la difteria, problemas en los pies e infecciones de la piel.