Pasar al contenido principal
Inundaciones comienzan a ceder en EE.UU. tras el paso del huracán Irene
Miércoles, Agosto 31, 2011 - 18:02

La tormenta descargó hasta 38 centímetros de lluvia el sábado y domingo en la costa este estadounidense. Los ríos alcanzaron niveles récord en 10 estados y algunos cursos de agua todavía no habían llegado a su punto máximo el miércoles, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Millburn. Las inundaciones empezaron a ceder en zonas del noreste de Estados Unidos devastadas por el huracán Irene, pero muchas comunidades todavía estaban bajo el agua el miércoles y rescatistas luchaban con rutas cortadas y ríos caudalosos para entregar suministros de emergencia.

La tormenta descargó hasta 38 centímetros de lluvia el sábado y domingo en la costa este estadounidense. Los ríos alcanzaron niveles récord en 10 estados y algunos cursos de agua todavía no habían llegado a su punto máximo el miércoles, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Amplias zonas de los estados de Nueva Jersey, Nueva York y Vermont seguían bajo el agua, y la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés) dijo que había tenido que aplazar proyectos a largo plazo y centrarse en llevar alivio inmediato a los estados afectados.

El organismo dijo que disponía sólo de 800 millones de dólares restantes en su fondo de ayuda para desastres.

Unos 1,8 millones de hogares y negocios seguían sin electricidad después de que unos 6,7 millones de viviendas o locales comerciales perdieran el suministro eléctrico.

Con daños valorados en miles de millones de dólares -Standard & Poor's calcula que el total nacional será de 20.000 millones de dólares, aunque otros han estimado la cifra en la mitad-, los dueños de casas también estaban luchando para lograr el pago de parte de compañías de seguros que excluyen cobertura de daños por inundaciones.

El estado de Nueva York sufrió daños por 1.000 millones de dólares tras la destrucción de 600 viviendas, la inundación de seis ciudades y el deterioro de 150 carreteras y 56.000 hectáreas de tierras de cultivo, según el gobernador, Andrew Cuomo.

"A veces lo esencial es lo esencial. Necesitamos ayuda económica", sostuvo Cuomo.

Las actividades de rescate han vuelto a encender las batallas en Washington sobre el presupuesto. Algunos republicanos han dicho que el gasto adicional para ayudar a estas comunidades debe ser compensado con reducciones en otras partidas presupuestarias.

Autores

Reuters