Pekín. Lluvias torrenciales en dos provincias del centro de China azotadas por la sequía provocaron deslizamientos de tierra y derribaron casas, matando al menos a 44 personas y dejando 33 desaparecidos, dijo el viernes la prensa estatal.

La cifra de evacuados en la ciudad de Xianning, en la provincial de Hubei, subió a 100.000 en la noche del viernes. Miles más seguían atrapados en la ciudad, dijo la agencia estatal de noticias Xinhua.

Las intensas lluvias comenzaron en la noche del jueves, causando deslizamientos de tierras y destruyendo embarcaderos en partes de la ciudad. El agua acumulada superó los dos metros y 20 personas resultaron muertas.

En las ciudades de Linxiang y Yueyang, en la cercana provincia de Hunan, la cifra de muertos subió a 19 a última hora del viernes. Otras 28 personas continúan desaparecidas, dijo Xinhua.

Las dos provincias estuvieron entre las más golpeadas por una severa sequía en los últimos meses, que afectó millones de hectáreas de tierras cultivadas en el centro y el sur de China, a lo largo de la cuencas media y baja del río Yangtze.

Los pronósticos indican que una tormenta tropical afectará otras dos provincias durante el fin de semana, dijo Xinhua.

La Administración Meteorológica China dijo en un comunicado colgado en su sitio (www.cma.gov.cn) que la tormenta, Sarika, tocaría tierra cerca de la ciudad de Shantou, en el sudeste de la provincia china de Guangdong, y luego se desplazaría hacia el norte en dirección a Fujian.

La tormenta podría afectar también el transporte marítimo en el crucial Estrecho de Taiwán, dijo Xinhua.

La sequía dañó cosechas y acentuó la escasez de electricidad al interrumpir la generación en represas, contribuyendo a casi tres años de elevada inflación de consumo.

La sequía terminó la semana pasada con las lluvias que causaron las inundaciones, que cobraron hasta ahora la vida de 100 personas en doce provincias.

En la provincia oriental de Jiangxi, 1.200 personas quedaron atrapadas por las inundaciones luego de fuertes precipitaciones el jueves en el norte, dijo China News Service en otro reporte.