Naciones Unidas.  Irán advirtió a los miembros de la Unión Europea de "consecuencias graves" debido a su decisión de imponer sanciones más duras contra Teherán a causa de su programa nuclear.

"Indudablemente, un enfoque confrontativo puede dejar consecuencias graves en las relaciones entre la República Islámica de Irán y la Unión Europea", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Manouchehr Mottaki, en una carta a sus pares de la UE, de la cual Reuters obtuvo una copia el miércoles.

La decisión de la UE "definitivamente causará pérdidas mucho mayores para la Unión Europea misma en vez de la República Islámica de Irán como está ampliamente demostrado en todas las estadísticas previas", dijo la carta, que fue recibida el martes.

La carta de Mottaki también indicó que el bloque de 27 naciones "prácticamente se negará a sí mismo la cooperación potencialmente estratégica de un socio poderoso e influyente en la sensible región de Oriente Medio y el Golfo Pérsico".

Los líderes de la UE acordaron la semana pasada sanciones más duras contra Irán, entre las que se incluyeron medidas para bloquear las inversiones en petróleo y gas y restringir su capacidad de refinamiento y gas natural.

Las medidas, que van mucho más allá de las aprobadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el 9 de junio, están diseñadas para presionar a Teherán para que regrese a las conversaciones sobre su programa de enriquecimiento de uranio, que potencias occidentales creen busca armas nucleares.

Irán defiende su programa señalando que es para fines pacíficos de generación de energía.

"Esperemos que la Unión Europea no sucumba a las presiones de Estados Unidos de caminar en una dirección errada que sólo producirá vergüenza eterna a las naciones anteriormente de libre pensamiento del mundo", dijo Mottaki.

"Profundo pesar y bochorno". El ministro de Relaciones Exteriores iraní también envió cartas esta semana a 12 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU que este mes aprobaron una cuarta ronda de sanciones del organismo contra Teherán.

La carta a uno de los miembros del consejo dijo que las sanciones sólo habían vuelto a Irán más determinado que nunca en continuar con su "programa nuclear absolutamente pacífico".

"La ilógica y malintencionada medida de su Gobierno en (apoyar) la ilegal e injusta resolución (...) es un asunto de profundo pesar y bochorno", escribió Mottaki al canciller de uno de los miembros del consejo. Un funcionario que reveló la carta pidió que el país no fuera identificado.

"No hay duda de que esta medida contra la nación iraní será registrada como un punto oscuro en la historia de las relaciones bilaterales", agregó la carta.

Pese a que el consejo aprobó la resolución de sanciones, los miembros rotativos del consejo Brasil y Turquía votaron en contra, diciendo que un acuerdo de intercambio de combustible nuclear que sellaron con Teherán volvía innecesarias las sanciones.

El Líbano se abstuvo debido a que su Gobierno no podía decidir si abstenerse o votar en contra.