Teheran. Las negociaciones nucleares entre Irán y las grandes potencias, estancadas por más de un año, podrían reanudarse en Turquía "lo más pronto posible", dijo el domingo el ministro de Relaciones Exteriores de la república islámica.

El ministro Manouchehr Mottaki dio la señal más positiva de Teherán hasta el momento de que está dispuesta a retomar los diálogos, que luego de caer en punto muerto llevaron a la aplicación de nuevas sanciones internacionales contra Irán.

El llamado grupo P5+1 -compuesto por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y Alemania- propuso mantener conversaciones con Irán sobre su programa nuclear entre el 15 y el 17 de noviembre en Viena.

Irán sostuvo que estaba abierta a la idea pero nunca aprobó la fecha formalmente.

"Las consultas están encaminadas, están en el camino correcto", dijo Mottaki en conferencia de prensa.

"Esperamos que la fecha, la agenda y el contenido de las conversaciones sean acordados pronto por ambas partes y que éstas inicien las negociaciones lo más pronto posible", agregó

Como alternativa a Viena, hogar de la agencia de supervisión nuclear la ONU, Mottaki sugirió que la reunión se efectúe en la vecina Turquía.

"Les hemos dicho a nuestros amigos turcos que estamos de acuerdo con sostener estas negociaciones en Turquía", afirmó el ministro.

La musulmana Turquía, que ha profundizado los lazos comerciales y energéticos con su vecino, dice que está dispuesta a mediar entre Occidente e Irán sobre el programa nuclear de Teherán y ha ofrecido en el pasado ser anfitriona de las negociaciones.

Junto con Brasil, Turquía medió un acuerdo de intercambio de combustible nuclear con Teherán previamente este año, en un intento fallido por evitar las nuevas sanciones sobre Irán acordadas en junio por el Consejo de Seguridad.

Ambos países votaron en contra de las sanciones y han señalado que se necesitan labores diplomáticas para resolver la disputa sobre el enriquecimiento de uranio iraní, que produce material que podría ser utilizado con fines militares.

Irán dice que no busca desarrollar armas nucleares.