Teherán. Irán calificó este viernes las sanciones de Naciones Unidas contra su programa nuclear como "ilegales" y culpó a Estados Unidos, el principal defensor de las medidas, de la difusión de las armas atómicas en todo el mundo.

En un comunicado desafiante leído por un clérigo de línea dura durante las plegarias del viernes, el Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán dijo que las sanciones incumplían la carta de la ONU y debían ser revocadas.

"El ingreso del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a las actividades nucleares pacíficas de la República Islámica de Irán es ilegal e inválido", dijo el comunicado, emitido por el cuerpo que coordina la política de seguridad y defensa de Irán.

"El Consejo (de Seguridad de la ONU) debe tomar rápidamente una acción correctiva y corregir sus errores pasados", agregó.

El Consejo de Seguridad de la ONU votó a principios de mes una cuarta ronda de sanciones destinadas a frenar el programa nuclear de Irán, que Occidente teme pueda llevar a la fabricación de armas nucleares.

Irán, que niega que esté buscando una bomba, ha desestimado las medidas como ineficaces, pero unas sanciones más duras de Estados Unidos y Europa podrían tener un mayor impacto, dicen analistas.

En su último comentario en contra de Washington, Irán dijo que Estados Unidos era el principal culpable de "usar, producir y difundir las armas nucleares" y le echó en cara su fracaso para contener el derrame de petróleo en el Golfo de México.

"¿Cómo puede un régimen que no logra detener un derrame de petróleo obtener la confianza mundial para frenar su arsenal nuclear, que es la mayor amenaza para el mundo", sostuvo.

Vergüenza. Las sanciones de la ONU apuntan a bancos iraníes sospechosos de tener conexiones con programas de misiles o nucleares. También expanden un embargo de armas y solicitan un régimen de inspecciones de sus cargamentos.

El ayatollah Ahmad Jannati, quien dirigía las plegarias del viernes emitidas por la radio nacional, dijo que un proyecto de ley ante el Parlamento permitirá a Irán responder a cualquier intento por revisar sus barcos.

"Quieren detener e inspeccionar nuestros barcos y aviones, lo que es una verdadera vergüenza", afirmó. "Bien hecho por el Parlamento. Los legisladores dijeron que tomarán represalias y haremos lo mismo a sus barcos en Golfo Pérsico y el mar Arábigo", agregó.

El comunicado también indicó que Irán tomará represalias contra medidas que considera injustificadas.

Las sanciones acordadas este jueves por líderes de la Unión Europea, algunas de las cuales apuntan a "sectores clave de la industria de gas y petróleo, podrían tener un impacto mayor en la economía del país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que las medidas de la ONU.