Irán está preparado para acoger conversaciones entre el gobierno sirio y los grupos de la oposición, dijo el ministro de Exteriores iraní, Ali Akbar Salehi, citado el domingo, en un esfuerzo por poner fin al conflicto en el país.

El comunicado parece indicar un cambio en el enfoque del liderazgo iraní. Irán siempre ha apoyado los esfuerzos del presidente Bashar El-Asad para reprimir un levantamiento popular que ya dura 17 meses.

Irán ha acusado repetidamente a las potencias occidentales y regionales de entrometerse en los asuntos internos de Siria, y Salehi dijo a Reuters la semana pasada que una "buena parte" de los rebeldes sirios pertenecían a grupos militantes extremistas.

"La República Islámica de Irán está preparada para sentarse con la oposición siria e invitarla a Irán", dijo la News Agency de los estudiantes iraníes citando a Salehi. "Estamos listos para facilitar y ofrecer las condiciones para las conversaciones entre la oposición y el gobierno".

El mediador internacional Kofi Annan dijo la semana pasada que Irán e Irak apoyaron un plan para una transición política en Damasco dirigida por Siria.

Annan ha insistido en la importancia de la participación de Irán en la búsqueda de una solución a la crisis de Siria, aunque las potencias occidentales se han opuesto firmemente a la sugerencia.

A LA BUSQUEDA DE AYUDA DE PUTIN

El artífice del plan de paz para Siria buscará la ayuda del presidente ruso Vladimir Putin para poner fin al conflicto durante una visita a Moscú, que comenzará el lunes, con el fin de aumentar la presión sobre Rusia para que deje de respaldar al líder sirio Bashar El-Asad.

Diplomáticos dicenque Moscú ha enviado señales ambiguas en sus declaraciones sobre Siria desde que intensificó su actividad diplomática en la crisis la semana pasada pero no ven cambios en su posición en Naciones Unidas, donde sigue defendiendo al presidente sirio.