Teherán. Irán ejecutó este martes en la horca a un hombre sentenciado a muerte por desarrollar tareas de espionaje para los servicios de inteligencia israelíes, informó la agencia oficial de noticias IRNA citando un comunicado judicial.

"Ali Akbar Siadat, que espió para el Mossad de Israel, fue ahorcado dentro de la prisión Evin esta mañana", reportó IRNA.

IRNA dijo que Siadat, un ciudadano iraní, había estado en contacto con el Mossad desde el 2004 y fue arrestado en el 2008, cuando quiso abandonar Irán junto a su esposa.

"Siadat confesó que había transferido información al Mossad sobre las actividades militares de Irán", señaló IRNA.

El domingo, el fiscal general de Teherán, Abbas Jafari Dolatabadi, dijo que una persona que realizaba espionaje para Israel había sido sentenciado a muerte por un Tribunal Revolucionario.

Bajó la sharia -la ley islámica que rige en Irán-, el espionaje puede ser castigado con la ejecución.