Viena.  Irán está ahora a sólo un año de tener suficiente uranio enriquecido de alto grado para desarrollar un arma nuclear, luego de trasladar sus polémicas actividades a una nueva planta situada en un búnker, dijo el ex director de supervisión atómica de Naciones Unidas.

Sin embargo, Olli Heinonen dijo en un artículo publicado el jueves que generar una reserva de unos 250 kilos de uranio enriquecido a un 20% - que en semanas podría ser purificado al 90% para el desarrollo de armas atómicas - no significaba automáticamente que Irán podría desplegar armamento nuclear sin mayor trabajo de ingeniería.

Heinonen, un finlandés, fue subdirector general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA por sus siglas en inglés) hasta el 2010 y ahora trabaja en la Universidad de Harvard.

El especialista emitió sus pronósticos días después de que Irán confirmara el comienzo de trabajos de enriquecimiento a un 20 por ciento en una planta subterránea en Fordow, aumentando los temores de Occidente de que Teherán busca contar con armas atómicas.

Las estimaciones respecto a cuándo Irán - que asegura que su programa nuclear es completamente pacífico - podría ser capaz de desarrollar tal armamento son significativas, pues podrían ayudar a determinar el tiempo disponible para que las grandes potencias resuelvan la disputa nuclear en forma pacífica.

Irán afirma que necesita refinar uranio al 20% de pureza físil, en comparación con el 3,5% que se necesita normalmente para alimentar plantas de energía nuclear, a fin de operar un reactor de investigación médica en Teherán que produce isótopos para pacientes con cáncer.

Sin embargo, diplomáticos occidentales y expertos cuestionan la credibilidad de esa justificación y destacan que adquirir la capacidad de producir uranio con un enriquecimiento de un 20% es un gran paso hacia la creación de material con un enriquecimiento de un 90% y potencial para armas.

"Si Irán decide producir uranio de grado para armas desde el uranio enriquecido de un 20%, ya ha realizado técnicamente un 90% del esfuerzo de enriquecimiento requerido", escribió Heinonen en un artículo sobre política exterior.

"Lo que queda por hacer es la alimentación del uranio al 20% a través de cascadas adicionales existentes para conseguir enriquecimiento de grado de arma nucleares (...) Este paso es mucho más rápido que los anteriores", añadió.

A los niveles de producción actuales, dijo Heinonen, Irán puede esperar tener alrededor de 250 kilos de uranio refinado a un 20% a fines del 2012 y esto podría ser "transformado en material con grado de armamento en el período de un mes".

Expertos afirman que se necesitan alrededor de 200 kilos de dicho uranio para desarrollar una bomba nuclear.

Sin embargo, esto no significa que Irán sería capaz de ensamblar un arma nuclear tan rápidamente, pues es "una tarea compleja que requiere de capacidades de ingeniería de precisión que Irán posiblemente no tenga".