Viena. Irán detuvo de forma temporal el trabajo de enriquecimiento de uranio a bajo nivel a inicios de este mes, según un informe del organismo de supervisión nuclear de la ONU, en una medida inusual que diplomáticos occidentales creen que es consecuencia de problemas técnicos.

El reporte confidencial, al que Reuters tuvo acceso el martes, no dio ninguna razón acerca del por qué Irán dejó de alimentar brevemente todas las máquinas centrifugadoras utilizadas para refinar el uranio de bajo enriquecimiento.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por su sigla en inglés) sigue preocupada por cualquier posible actividad en Irán para desarrollar una carga nuclear para misiles, agregó el reporte.

A pesar de que el programa se detuvo a mediados de noviembre, la producción iraní de uranio de bajo enriquecimiento alcanzó un total de 3,18 toneladas, lo que mostraría que Irán ha mantenido una producción estable en los últimos meses.

Expertos dicen que esa cantidad sería suficiente para obtener al menos dos bombas en caso de un enriquecimiento mayor.

El informe se conoce antes de una posible reanudación la semana que viene de las negociaciones entre Teherán y las principales potencias sobre su programa nuclear, que Occidente sospecha pretende fabricar bombas atómicas y la república islámica asegura que es para generar electricidad.

Un diplomático cercano a la IAEA dijo que ninguna de las unidades de centrifugado, o cascadas, de la central de Natanz estaba recibiendo material para ser enriquecido a niveles bajos cuando los inspectores acudieron a las instalaciones el 16 de noviembre.

"No estaban enriqueciendo uranio", afirmó.
Alrededor de una semana después, Irán informó a la agencia de la ONU que 28 cascadas -cada una de las cuales tiene alrededor de 164 centrifugadoras- estaban volviendo a enriquecer uranio.

El diplomático dijo desconocer por qué Irán había cesado el programa temporalmente o cuánto tiempo duró, pero sugirió que lo más probable es que se debiera a un fallo técnico. Además indicó que ha pasado otras veces antes, aunque sin dar más detalles.

Diplomáticos occidentales dijeron que no está claro si el virus informático Stuxnet podría ser responsable de los problemas técnicos que dijeron está atravesando Irán, que está utilizando un modelo antiguo de centrifugado que se ha visto afectado por problemas en el pasado.

Expertos en seguridad han dicho que Stuxnet podría tener un origen apoyado por un estado, posiblemente Israel u otro enemigo de Irán, para sabotear el programa nuclear iraní.