Teheran. Irán dejó de vender crudo a empresas británicas y francesas, dijo un portavoz del Ministerio de Petróleo de la república islámica en el sitio en internet de la cartera.

"La exportación de crudo a las empresas británicas y francesas se ha detenido (...) vamos a vender nuestro petróleo a nuevos clientes", dijo el portavoz Alireza Nikzad.

La acción parece una represalia por una decisión tomada en enero por la Unión Europea de detener las importaciones de crudo de Irán el 1 de julio por su cuestionado programa nuclear, el cual Occidente asegura que está destinado a la construcción de bombas atómicas, algo que Irán niega.

El ministro de Petróleo de Irán dijo el 4 de febrero que el estado islámico recortaría sus exportaciones de crudo a "algunos" países europeos.

"Tenemos nuestros propios clientes (...) Los reemplazantes de estas empresas han sido consideradas por parte de Irán", dijo Nikzad.