Teherán. Irán llevó a cabo ejercicios militares cerca de sus instalaciones nucleares, afirmó este domingo la agencia semioficial de noticias Mehr, citando a un comandante de alto rango de la Guardia Revolucionaria.

Occidente sospecha que Irán busca desarrollar armas nucleares bajo la fachada de un programa de investigación civil y está preocupado por la amenaza a la seguridad internacional.

Teherán sostiene que su labor de enriquecimiento de uranio, oculta por largo tiempo, sólo está destinada a generar electricidad.

"Realizamos ejercicios militares en diversos lugares como Fordu, Natanz y Bushehr este año. Los ejercicios fueron exactamente iguales a los combates reales", dijo Ahmad Miqati a la agencia Mehr.

La principal planta de enriquecimiento de uranio de Irán está cerca de la ciudad central de Natanz. Un año atrás, Irán reveló la existencia de su segunda planta, Fordu, que se estaba edificando dentro de un búnker cerca de la ciudad central de Qom, después de mantenerlo en secreto durante años.

Irán ha anunciado repetidas veces avances en sus capacidades militares, en un aparente intento por mostrar su preparación para cualquier acción militar y advertir que su respuesta ante un ataque sería aplastante.

Los archienemigos del Estado islámico, Estados Unidos e Israel, no han descartado la posibilidad de un ataque militar para frenar las ambiciones nucleares del país si fracasa la diplomacia.

Algunos funcionarios occidentales sospechan que el desarrollo de Irán de misiles más sofisticados y algunas pruebas de proyectiles muy publicitadas podrían servir al objetivo de desarrollar un arma nuclear.