Un funcionario israelí negó el domingo la noticia de un diario indicando que el asesor de seguridad del presidente Barack Obama informó al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, sobre un plan de contingencia de Estados Unidos para atacar a Irán si la diplomacia no conseguía frenar su polémico programa nuclear.

El diario liberal israelí Haaretz citó el domingo a un funcionario estadounidense no identificado cuando dijo que el asesor, Thomas Donilon, describió el plan durante una cena con Netanyahu previamente en el mes.

"Nada de este artículo es correcto. Donilon no se reunió con el primer ministro (israelí) en una cena, no se reunió con él, ni él le presentó planes operacionales de un ataque a Irán", dijo a Reuters el funcionario, que declinó ser nombrado debido a la sensibilidad del asunto.

Haaretz sostuvo que el informe fue el esfuerzo más significativo de las autoridades de alto nivel de Estados Unidos que habían visitado a Israel el mes pasado, incluyendo a la secretaria de Estado Hillary Clinton, por disuadir a Tel Aviv de lanzar por su cuenta un ataque militar contra Irán.

La información coincidió con una visita a Israel por parte del principal rival de Obama en las elecciones de noviembre, el candidato republicano Mitt Romney, quien se reunió con el conservador Netanyahu.

El diario dijo que Donilon había afirmado a Netanyahu que el Pentágono estaba haciendo planes sobre la posible decisión de atacar los sitios nucleares de Irán, y que le había mostrado algunas de sus estrategias.

El fracaso de las charlas entre Irán y seis potencias en suspender un programa que ha generado temor en Occidente respecto a que Teherán desarrolle armas nucleares elevó las tensiones internacionales por la posibilidad de que Israel, que se asume tiene el único arsenal atómico de Oriente Próximo, opte por lanzar una ofensiva militar de forma unilateral.

Israel ha advertido a Occidente que considera que es sólo cuestión de tiempo antes de que el programa nuclear de Irán llegue a la "zona de inmunidad" en la que las bombas no serán capaces de destruir las instalaciones de enriquecimiento de uranio iraníes situadas bajo tierra.

Irán insiste en que su programa nuclear sólo tiene propósitos pacíficos.

Durante una visita a Jerusalén este mes, Clinton dijo que Israel y Estados Unidos estaban en la "misma página" respecto a Irán, y dijo que las últimas propuestas de la república islámica en las conversaciones con las potencias no presentaban vías para seguir adelante.

"Nuestra alternativa está clara, usaremos todos los elementos del poderío estadounidense para evitar que Irán obtenga un arma nuclear", declaró Clinton por entonces.