Jerusalén. Israel publicó este lunes una lista de bienes que no dejará ingresar a la Franja de Gaza, principalmente armas y materiales que podrían usarse para fabricarlas, bajo a una nueva política destinada a aliviar su bloqueo al enclave palestino.

La lista fue publicada 15 días después de que el primer ministro Benjamin Netanyahu anunciara el 20 de junio que aliviaría el bloqueo, y horas antes de un viaje a Washington para conversar con el presidente estadounidense, Barack Obama.

Naciones Unidas saludó el plan para liberar reglas en la importación de bienes a la Franja de Gaza, pero exhortó a Israel a levantar un veto a las exportaciones desde el territorio palestino, a fin de mejorar la economía en el enclave.

"La decisión ahora del Gobierno israelí para aliviar sustancialmente el cierre sólo puede ser acogida por mi parte", dijo a Reuters el enviado de la ONU a Oriente Medio, Robert Serry, luego de que Israel publicara la lista durante una conferencia de prensa en Jerusalén.

La Casa Blanca también acogió la publicación de la lista.

"Creemos que la lista de bienes restringidos para Gaza anunciada hoy día hará una mejora significativa en las vidas de las personas en Gaza, mientras mantiene las armas fuera de las manos de Hamas", dijo el portavoz Tommy Vietor, refiriéndose a los gobernantes islamistas del enclave.

"Este es un paso importante en implementar la nueva política anunciada por Israel dos semanas atrás. El presidente espera discutirla con el primer ministro mañana", agregó.

La suavización del bloqueo, calificado como un castigo colectivo a los 1,5 millones de palestinos en Gaza para debilitar a Hamas, siguió a un ataque israelí a una flotilla con ayuda humanitaria que intentaba desafiar la medida. En el incidente murieron nueve activistas turcos.

Bajo las antiguas normas, Israel prohibía casi todo en el empobrecido enclave.

El enviado de la ONU Serry, quien ha descrito el bloqueo como insostenible e inaceptable, dijo que era importante que Israel permitiera la salida de exportaciones desde el territorio, ya que era la única forma de asegurar la recuperación de su devastada economía.