Tokio. Japón bombeará agua radiactiva al mas desde una dañada planta nuclear hasta el domingo, un día más de lo que se había planificado anteriormente, dijo su agencia de seguridad nuclear.

El anuncio se dio un día después de que China expresó su preocupación por la descarga de agua contaminada desde la planta Fukushima Daiichi, dañada por un terremoto el mes pasado, lo que refleja la creciente inquietud internacional por la crisis nuclear que se ha extendido por un mes.

"Estamos trabajando en la liberación del agua (...) es posible que terminemos mañana", dijo el sábado Hidehiko Nishiyama, vicedirector general de la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial de Japón, a periodistas.

El operador de la planta Tokyo Electric Power Co (TEPCO) dijo anteriormente que esperaba dejar de bombear agua contaminada al mar el sábado, pero los trabajos fueron interrumpidos por una poderosa réplica el jueves.

TEPCO está luchando por contener la peor crisis atómica desde Chernóbil. Ingenieros dicen que están lejos de controlar los reactores dañados y que podría tomar meses el estabilizarlos y años el limpiar los restos tóxicos que quedarán en el lugar.

El constructor de reactores nucleares Toshiba Corp ha propuesto un plan de 10 años para retirar de servicio cuatro de los seis reactores dañados en la planta, ubicada a 240 kilómetros al norte de Tokio, dijo la agencia de noticias Kyodo.

Pero el gobierno ha dicho que es muy pronto para tener una "hoja de ruta específica" para poner fin a la crisis.

El terremoto de magnitud 9 y el tsunami del 11 de marzo dejaron 28.000 personas muertas o desaparecidas, y devastaron al noreste de Japón.

Más de 153.000 personas afectadas por el tsunami y la radiación viven en gimnasios, escuelas y otros centros de evacuación, según la Agencia de Policía Nacional. Varias ciudades dañadas por el tsunami han comenzado a trasladar familias a hogares temporales, dijo la cadena de televisión estatal NHK.

Banri Kaieda, un ministro cuya cartera incluye la industria nuclear, dijo que espera que los evacuados de las zonas con radiación en Fukushima puedan visitar sus casas lo antes posible.

Japón ha hecho obligatoria la evacuación de las personas que viven a un radio de 20 kilómetros del reactor dañado e instó a quienes viven entre 20 a 30 kilómetros de la planta a permanecer dentro de sus casas.

"Había expectativas entre los evacuados de poder regresar a sus casas por una noche, pero ellos sólo podrán quedarse por unas pocas horas para reunir sus pertenencias personales", dijo Kaieda, según lo citó la agencia de noticias Jiji, en Fukushima.

Varios países han restringido las importaciones de alimentos desde Japón debido a los temores por la radiación, mientras la economía nipona se recupera del peor desastre en el país desde la Segunda Guerra Mundial.

Los alimentos son una pequeña parte de la economía de Japón, orientada a las exportaciones, pero la interrupción de las cadenas de manufacturas y electrónicos está repercutiendo en el mundo.

China prohibirá la importación de productos agrícolas de 12 zonas de Japón, dijo la autoridad de cuarentena china.

China dijo anteriormente que desde mediados de marzo ha detectado 10 casos de barcos, aeronaves o carga que provenían desde Japón con niveles de radiación mayores a lo normal.

Xinhua también informó de rastros de radiactividad que fueron detectados en 22 provincias chinas.

El viernes, China dijo que observaría de cerca las acciones de Japón para recuperar el control de la planta y exigió a Tokio que entregue información rápida y precisa sobre la crisis.

Corea del Sur también criticó a Japón, acusándolo de incompetencia por no avisar a sus vecinos que bombearía agua radiactiva al mar.

La radiación de Japón se extendió por todo el hemisferio norte en las primeras dos semanas de la crisis, según la Comisión de Preparación de la Organización del Tratado de Prohibición Detallado de Pruebas Nucleares (CTBTO, por sus siglas en inglés).