Viena. Japón confirmó la presencia de contaminación por yodo radioactivo en productos alimenticios que provenían de las cercanías de una planta nuclear dañada y ordenó una paralización en la venta de productos de esa área, dijo el organismo nuclear de la ONU este sábado.

"Aunque el yodo radioactivo tiene un período de semidesintegración de cerca de 8 días y se deteriora naturalmente dentro de cosa de semanas, existe un riesgo de corto plazo para la salud humana si es absorbido por el cuerpo humano a través de los alimentos", dijo la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA) en un comunicado.