Viena. La radiación detectada en una aldea a 40 kilómetros de la planta nuclear accidentada en Japón excede los criterios de evacuación, dijo la Agencia Internacional de Energía Nuclear, en el último indicio de las crecientes consecuencias de la crisis.

El hallazgo podría aumentar la presión sobre el gobierno japonés para extender la zona de exclusión más allá de los 20 kilómetros alrededor de la planta de Fukushima, de donde se han filtrado partículas radiactivas desde que fue sacudida el 11 de marzo por un terremoto y un tsunami.

El primer ministro Naoto Kan, criticado por su débil liderazgo durante la mayor crisis de Japón desde la II Guerra Mundial, ha dicho que está considerando extender la zona de evacuación para obligar a 130.000 personas a mudarse, además de las 70.000 ya desplazadas.

"La primera evaluación indica que uno de los criterios operacionales de la IAEA para la evacuación es excedido en la aldea Iitate", dijo Denis Flory, vice director general de la agencia de Naciones Unidas.

"Hemos recomendado (a Japón) que valore con cuidado la situación y ellos han indicado que está siendo actualmente valorada", añadió en una conferencia de prensa.

Greenpeace dijo esta semana que había confirmado que los niveles de radiación en esa aldea al noroeste de la planta eran suficientemente elevados como para ordenar su evacuación.

Pero la agencia japonesa de seguridad nuclear rechazó el lunes el llamado del grupo ambientalista a extender la zona de evacuación.

La IAEA dijo también que Singapur reportó que algunas calabazas importadas de Japón contenían yoduro radiactivo por encima de los niveles recomendados para el comercio internacional.

"Algunas muestras estaban por encima de los valores recomendados por el Codex Alimentarius para el comercio internacional", dijo Flory.

David Byron, un funcionario de la agencia de alimentación de la ONU que trabaja con la IAEA, dijo que el nivel recomendado era de 100 becquerels por kilo y que una de las muestras de Singapur tenía niveles nueve veces superiores.

"Otras muestras también estaban por encima de ese nivel", dijo, sin aclarar cuánto.

El director general de la IAEA, Yukiya Amano, dijo que la situación en la planta de Fukushima continuaba siendo serio pese a los crecientes esfuerzos de las autoridades por controlarla.

Amano dijo que las autoridades japonesas habían enfrentado dificultades adicionales pero habían logrado ciertos avances.

El jefe de la IAEA dijo que había invitado a los 151 estados miembro de la agencia a una reunión ministerial sobre seguridad nuclear del 20 al 24 de junio en Viena.