Viena. Las autoridades japonesas informaron a la agencia de control nuclear de Naciones Unidas que se declaró un estado de emergencia bajo por parte de los operadores de la planta nuclear de Onagawa.

"Se declaró alerta como consecuencia de lecturas de radioactividad por encima de los niveles permitidos en el área que rodea a la planta. Las autoridades japonesas están investigando la fuente de la radiación", dijo la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA) en un comunicado.

En tanto, la agencia nuclear japonesa dijo que el aumento en la radiación de la planta se debió a la fuga en la central de Fukushima, dañada por el poderoso terremoto que sacudió a Japón el viernes.

La agencia dijo también que no había problemas con el proceso de enfriamiento en la planta de Onagawa, operada por Tohoku Elec.