Ginebra. Japón solicitó un número limitado de equipos extranjeros de búsqueda y rescate para ayudar con las secuelas del poderoso terremoto y tsunami, informó Naciones Unidas.

Más de 68 equipos de búsqueda y rescate de 45 países han ofrecido ayuda a Japón tras el terremoto. 

"Japón ha pedido equipos internacionales de búsqueda y rescate, pero sólo unos pocos", dijo Elisabeth Byrs, portavoz de la Oficina de Coordinación de la Asistencia Humanitaria de la ONU (OCHA, por su sigla en inglés), en Ginebra.

Se solicitaron equipos de al menos cuatro países: Australia, Nueva Zelanda, Corea del Sur y Estados Unidos, dijo Byrs. El pedido de Japón se realizó antes de que otro sismo de magnitud preliminar de 5,8 sacudiera el noroeste del país temprano el sábado.

quipos internacionales de rescate a la comunidad internaciLa Fuerza Aérea estadounidense voló con refrigerante hacia la planta nuclear de Fukushima para ayudar a lidiar con un potencialmente peligroso colapso del sistema de enfriamiento, dijo la secretaria de Estados Hillary Clinton.

La agencia rusa de servicios de emergencia ERMACOM ofreció 40 personas y tres perros rastreadores y Polonia bomberos, mientras que Singapur tenía a sus fuerzas de defensa civil listas.

China y Suiza también ofrecieron equipos de rescate, mientras que Gran Bretaña, Francia y otros dijeron que estaban listos para enviar cualquier ayuda que fuera necesaria.

Reacciones mundiales. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, expresaron su solidaridad, al igual que el mandatario estadounidense, Barack Obama.

La Unión Europea dijo que Japón solicitó equipos de búsqueda y rescate y perros rastreadores.

"El mundo está impactado y entristecido por las imágenes que llegaron de Japón esta mañana", dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a periodistas en Nueva York. "Haremos todo lo que podamos en este momento tan difícil", añadió.

El mayor terremoto que sacudió a Japón desde que se comenzaron a registrar los sismos, golpeó a la costa noreste y provocó un tsunami con olas de 10 metros que habrían causado la muerte de al menos 1.000 personas.

La Cruz Roja afirmó inicialmente que el tsunami había sido más alto que algunas islas del océano Pacífico que podría afectar, pero luego la agencia dijo que las evacuaciones en muchas áreas costeras, como en Filipinas, habían sido eficientes.

"Las lecciones aprendidas del tsunami del 2004 en el Océano Indico están siendo puestas en práctica", dijeron la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Sociedad de la Media Luna Roja en un comunicado, la mayor red de ayuda en el mundo.

Su centro logístico estaba listo para entregar 20.000 carpas y otros elementos de ayuda a la Cruz Roja japonesa.