Tokio. Luego del terremoto del viernes pasado de 8,9 grados en la escala Richter, el reporte del Servicio Sismológico de Estados Unidos (USGS) revela más de 80 sismos de intensidad superior a 4 grados que han afectado a Japón.

De acuerdo a los científicos en las horas posteriores a un temblor de la magnitud registrada ayer es normal que se produzca decenas de réplicas. Justamente ello han vivido los japoneses con temblores que han oscilado entre 4 a 6,8 grados el máximo en las horas posteriores al megasismo.

Por ahora la población espera que se produzca un sismo de características de terremoto, es decir superior a los 7 grados, siguiendo la lógica de lo que sucede en fenómenos similares.

Sólo durante esta jornada los sismos mayores se produjeron a las 10:15 con 6,4 grados, antes a las 7:53 un sismo de 6,1 grados volvía a incomodar a los japoneses. El mayor se anota en la madrugada con 6,8 grados.

Las autoridades niponas han insistido en el llamado a la calma a la población, que de hecho ha demostrado una madurez y tranquilidad que ha asombrado a todo el mundo.