Bogotá. Un japonés que permaneció secuestrado casi cinco meses en Colombia quedó en libertad este domingo, luego de que sus captores lo abandonaron en medio de una operación de la Policía que intentaba rescatarlo en una región montañosa del suroeste del país, informó un oficial.

Masao Tsutsui, de 69 años, fue encontrado por un grupo especializado de la Policía Nacional en los límites entre los departamentos del Valle y Cauca, en donde se intentaba su rescate, dijo el comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Miguel Ángel Bojacá.

El extranjero, de 69 años, fue secuestrado a finales de marzo en el pueblo de Candelaria, en el departamento del Valle, donde atendía un negocio de venta de plantas y productos agropecuarios.

Tsutsui, quien vive en Colombia desde hace más de tres décadas y es padre de cuatro hijos, permanecía secuestrado por rebeldes de las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que exigían un rescate de US$540.000 dólares, reveló Bojacá.

El oficial aseguró que la familia del extranjero no pagó ningún rescate.

Tsutsui, quien se encuentra en buenas condiciones de salud, les comunicó a las autoridades su decisión de continuar viviendo en Colombia pese al secuestro de que fue víctima.

El secuestro se redujo considerablemente en Colombia en los últimos ocho años bajo los dos gobiernos del ex presidente Álvaro Uribe, quien con el apoyo de Estados Unidos lanzó una ofensiva contra la guerrilla a la que obligó a replegarse a apartadas zonas montañosas y selváticas.

El secuestro fue una de las principales fuentes de financiación de la guerrilla, junto con la extorsión y el narcotráfico.

En 2009 se reportaron en Colombia 213 secuestros, un franco descenso desde los 2.882 registrados en 2002, de acuerdo con estadísticas oficiales.