Kabúl. El nuevo secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, arribó este sábado a Afganistán y dijo que creía que una derrota estratégica de Al Qaeda estaba "al alcance" si Washington captura a unos 20 líderes de la red sunita y sus células afiliadas.

En su primer viaje desde que asumió la jefatura del Pentágono el 1 de julio, Panetta dijo a periodistas antes de arribar a Kabul que ahora era el momento de intensificar los esfuerzos para atacar al liderazgo de Al Qaeda, luego de la muerte de Osama bin Laden en mayo.

"Estamos al alcance de una derrota estratégica de Al Qaeda y espero que podamos centrarnos en eso, obviamente trabajando con mi anterior agencia", dijo Panetta, quien estaba a cargo de la CIA hasta fines de junio.

"Ahora es el momento, luego de lo ocurrido con bin Laden, de poner una máxima presión sobre ellos. Porque yo creo que si continuamos este esfuerzo podemos deshacernos de Al Qaeda como una amenaza (a Estados Unidos)", sostuvo.

El funcionario declinó dar detalles sobre los nombres de líderes de Al Qaeda que están siendo buscados por Washington.

Sin embargo, mencionó a dos hombres: Anwar al-Awlaki, un imán estadounidense que se convirtió en un alto comandante del brazo de Al Qaeda en Yemen, y Ayman al-Zawahri, quien reemplazó a Osama bin Laden como jefe de la red islámica sunita.

El secretario de Defensa dijo que cree que Zawahri está viviendo en las zonas tribales de Pakistán y que "es que uno de los que me gustaría que fueran atacados por los pakistaníes".

El primer viaje a Afganistán de Panetta como secretario de Defensa se produce en momentos de una creciente impaciencia en Estados Unidos por la guerra de casi una década, incluso aunque el presidente Barack Obama ha llevado a cabo planes para agilizar el esperado retiro de tropas.

Críticos dicen que la estrategia de guerra estadounidense se ha visto socavada en parte por las fallas de Pakistán en su lucha contra los militantes, incluyendo los ataques cercanos a la frontera con Afganistán.