Lima. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, invocó este martes a los líderes mundiales a escuchar "las voces de su pueblo" para evitar crisis como la de Egipto, en momentos en que manifestantes de otros países árabes se levantan en protesta contra las autocracias de la región.

Hosni Mubarak, tras 30 años en el poder, renunció la semana pasada a la presidencia de Egipto luego de 18 días de protestas en su país que ahora está en manos de las fuerzas armadas que planean entregar el poder a un civil elegido en comicios libres.

"No importa dónde ocurra en el mundo, los líderes deberían prestar más atención a las voces de su pueblo, cuáles son sus aspiraciones, cuáles son sus preocupaciones, cómo pueden satisfacer y cumplir sus promesas cuando fueron elegidos a sus cargos", dijo Ban Ki-moon a periodistas en Lima.

El funcionario, que realiza una visita oficial a Perú, afirmó en una conferencia de prensa que las protestas que doblegaron al gobierno egipcio de Mubarak fueron la expresión de las "frustraciones por la falta o déficit de democracia".

Tras la reciente caída del gobierno de Egipto, diversas protestas han brotado en el mundo árabe, rico en recursos como petróleo y generalmente dirigido por élites autoritarias.

En Irán, miles de opositores salieron a las calles el martes en apoyo a los levantamientos populares en Egipto y recientemente también en Túnez. En Teherán, algunos pidieron la salida del líder iraní Mahmoud Ahmadinejad.

Otras manifestaciones se han producido también en Yemen, donde opositores y leales al gobierno se enfrentaron con piedras y palos; mientras que en Irak -país devastado por una guerra- protestaron contra la corrupción y el desempleo.

"Considerando que las voces que ya se han hecho oír (en Egipto) fueron una evolución natural de democracia, más bien instaría a los líderes del mundo a que escuchen con mayor atención y que abran un canal de diálogo con su gente, con su pueblo", advirtió el secretario general de la ONU.

Ban Ki-moon se reunió con el presidente de Perú, Alan García.