Jimmy Sánchez es el más joven (19 años) de los mineros atrapados al interior de la mina San José, y según trascendidos el que más ha demostrado el terror que significa estar bajo tierra, a más de 600 metros de profundidad.

El jóven minero vivía a medio camino entre la casa de sus padres y la de sus suegros. A su novia, Hellen Ávalos, de 17 años, con la que tiene una hija de tres meses, la conoció hace apenas un año, y le habría pedido matrimonio por carta.

Ante tamaña noticia, el padre de Jimmy, Juan de 48 años, se ríe cuando oye que el hijo se va casar. “Es muy joven, tiene que disfrutar toda la juventud. ¿Va a estar como dos meses dentro de la mina y se va a casar después? No va a disfrutar de la vida entonces. Capaz es de meterse en la mina otra vez. Yo le dije en una carta que ese tema tenemos que hablarlo cuando salga”, señaló su padre segun informa El País.

A Jimmy Sánchez le daba miedo la mina, por esto habría comentado que en septiembre dejaría el trabajo y terminaría la enseñanza media en Copiapó.

De hecho, el padre de Jimmy comentó, “la parte donde trabajaban ellos se empezó a explotar en 1984, aunque la mina tiene más de cien años. Aquí trabajé yo, mi papá, mis hermanos… Y siempre hubo problemas.

Mi hijo decía que la mina estaba muy peligrosa, pero quería trabajar hasta septiembre, buscar trabajo en otro lado y por la noche sacarse sus estudios de grado medio. La primera noche que pasamos acá tras el derrumbe, la empresa no fue capaz de darnos siquiera un cafecito”, dijo Juan, según consigna el mismo medio.