Centenares de personas que se vieron obligadas a evacuar sus hogares por la erupción del volcán Fuego en Guatemala comenzaron a regresar este viernes a sus comunidades, luego de que la actividad volcánica cesara, dijeron funcionarios de protección civil.

El volcán, ubicado a 40 kilómetros al suroeste de la capital Ciudad de Guatemala, hizo erupción este jueves por la mañana, lanzando una gran nube de ceniza y expulsando arroyos de lava de hasta 600 metros de longitud sobre sus laderas.

"La actividad volcánica ha cesado, y la gente ha comenzado a regresar a sus casas", dijo a Reuters el portavoz de Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David de León.

Los cuerpos de protección civil comenzaron a evacuar este jueves unas 11.000 personas de las comunidades aledañas al volcán, pero el plan fue reducido por la tarde ante el cese de la actividad, y al final solo 860 personas fueron llevadas a los albergues.

"Estamos contentos de regresar", dijo Wendy Cux, de 23 años y madre de cuatro hijos, que tuvieron que pasar la noche en una escuela.

"No creo que haya daño grave, pero seguro habrá mucha ceniza por limpiar", agregó.