Berlín/Londres. Más de 1.700 personas han sido infectadas por una cepa tóxica de la bacteria E.coli que ha causado la muerte de al menos 17 personas y que podría ser la más letal hasta el momento en la historia de la humanidad, dijeron el viernes responsables sanitarios.

Alemania está en el centro del brote. Pero la fuente exacta de la enfermedad aún es un misterio y los consumidores de todo el mundo parecen cada vez más nerviosos.

Unas 1.733 personas en Europa y Estados Unidos se han enfermado hasta el momento, probablemente debido a la ingestión de vegetales y ensaladas contaminados. La OMS dijo que la cepa era rara, que se había visto antes en humanos, pero nunca en un tipo de brote como este.

Los expertos dicen que la fuente posiblemente esté en Alemania.

También se han registrado enfermos en Austria, Dinamarca, Francia, Holanda, Noruega, España, Suecia, Suiza, el Reino Unido y Estados Unidos.

Las infecciones por E.coli pueden contagiarse de persona a persona, pero sólo por lo que se conoce como la ruta fecal-oral. Expertos en salud en Alemania han recomendado a los consumidores que eviten comer vegetales crudos.

"Todos estos casos, excepto dos, son de personas que residen o han visitado recientemente el norte de Alemania durante el período de incubación para la infección -típicamente 3 a 4 días después de la exposición- o en un caso, tuvo contacto con un visitante del norte de Alemania", dijo la OMS en un comunicado.

La bacteria de la E.coli por sí sola es inofensiva, pero la cepa que está enfermando a la gente en Europa tiene la capacidad de pegarse a las paredes intestinales desde donde bombea toxinas, en algunos casos provoca una diarrea sangrienta severa y otras complicaciones.

Robert Tauxe del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, que ha estado trabajando con las autoridades sanitarias alemanas desde la semana pasada, dijo que la cepa posiblemente es la más letal que se conoce en términos de cantidad de muertes registradas.

"Creo que lo es", dijo a Reuters cuando se le preguntó sobre la posibilidad, y agregó que no estaba claro cómo la bacteria se volvió tan resistente.

Disputa comercial. El brote ha tensado las relaciones comerciales y Rusia fue criticada por la UE después de prohibir las importaciones de vegetales crudos desde Europa y acusó a Bruselas de no poder gestionar la crisis.

Las autoridades alemanas culparon inicialmente de la infección a pepinos contaminados importados desde España, pero posteriormente dieron marcha atrás y pidieron disculpas a Madrid.

Las infecciones por E.coli pueden contagiarse de persona a persona, pero sólo por lo que se conoce como la ruta fecal-oral. Expertos en salud en Alemania han recomendado a los consumidores que eviten comer vegetales crudos.

El brote está provocando infecciones graves y en varios de los casos, complicaciones que afectan la sangre y los riñones. El síndrome hemolítico urémico (SHU), que frecuentemente lleva a un fallo renal y puede ser letal, ha sido diagnosticado en cientos de los casos.

Muchos pacientes han sido hospitalizados, varios de ellos han necesitado cuidados intensivos, incluida la diálisis debido a las complicaciones renales.

La cepa es parte de una clase de bacterias conocidas como Escherichia coli enterohemorrágica o verotoxigénica (STEC), que produce un veneno conocido como la toxina Shiga.

"El problema de salud pública inmediato es la identificación de la fuente de infección para que pueda ser controlada", dijo Robert Hall, un experto en control de enfermedades en Victoria, Australia.

Señaló que esto se logra con una combinación de investigaciones epidemiológicas, microbiológicas y medioambientales. "Estas son todas tareas de alta preparación que deben realizarse rápidamente y que casi siempre se hacen con gran cantidad de publicidad", declaró.