Montevideo, EFE. La discriminación y la desigualdad por raza, orientación sexual o discapacidad fueron los principales motivos de denuncia por violación a los derechos humanos en Uruguay durante el último semestre de 2012, según reveló un informe presentado este jueves en el Parlamento uruguayo.

Esta categoría fue la que más denuncias aceptadas estudió la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo de Uruguay (INDDHH) durante sus seis primeros meses de vida.

Entre el 25 de junio y el 31 de diciembre de ese año, la institución encargada de velar por el respeto y el cumplimiento de los derechos humanos en el país estudió 144 denuncias de todo tipo y admitió como válidas 87, el 60,4%.

Después de las denuncias por discriminación, las más numerosas fueron las relacionadas con la salud, los abusos en el trabajo y la seguridad social, la vivienda y el medioambiente.

Las violaciones a los derechos de los niños y adolescentes ocuparon un tercer lugar entre las denuncias procesadas por el organismo.

Entre las denuncias relacionadas con la salud, la abogada Mirtha Guianze, miembro de la institución, destacó aquellas realizadas por enfermos, discapacitados y sus familiares "por la dificultad de acceso a los derechos básicos de salud, prestaciones sociales o educación".

Entre las recomendaciones establecidas por el organismo para atender estas denuncias, se pidió "a las autoridades competentes" que atiendan la necesidad de una adecuación de la legislación nacional en materia de reparación de graves violaciones a los derechos humanos "a las obligaciones internacionales, de modo que redunden en una mayor protección de los derechos humanos de las personas afectadas".

La INDDHH se creó el pasado año como una institución autónoma en el ámbito del Poder Legislativo, teniendo como objetivo la defensa, promoción y protección de los derechos humanos reconocidos por la Constitución uruguaya y el derecho internacional.