Londres. La nieve y unas temperaturas gélidas obligaron este martes a permanecer en tierra a centenares de vuelos en el norte de Europa, en medio del nerviosismo del sector minorista, preocupado por una temporada clave de compras a cuatro días de Navidad.

Eurocontrol, que gestiona el control del tráfico aéreo en 38 países, dijo que se esperaban más vuelos para este martes después de que el lunes se cancelaran unos 3.000 en todo el continente.

Aún así, British Airways dijo que preveía realizar "un número significativo de cancelaciones" a sus servicios de corto recorrido desde el aeropuerto londinense de Heathrow.

"Las condiciones meteorológicas extremas siguen causando perturbaciones significativas a nuestras operaciones y lo harán en los días previos a la Navidad", advirtió la aerolínea en un comunicado.

Los analistas creen que las condiciones gélidas afectarían las ganancias de la aerolínea en unos 10 millones de libras (unos 11,8 millones de euros) diarios.

BAA, operador de Heathrow y propiedad de la española Ferrovial, dijo que la pista sur del aeropuerto seguiría cerrada este martes, al igual que el lunes, lo que implica que el aeropuerto más activo del mundo operaría a una capacidad significativamente reducida.

Miles de pasajeros están atrapados en Heathrow desde hace días, ante el retraso y cancelación de vuelos.

El gobierno británico decidió relajar las normas para vuelos nocturnos en Heathrow, permitiendo las llegadas hasta las 01.00 GMT cada día hasta Navidad. El aeropuerto londinense de Gatwick reabrió a las 06.00 GMT tras cerrar durante la noche.

El aeropuerto de Fráncfort, el más grande de la Europa continental, también reanudó su actividad después de permanecer cerrado durante varias horas por la mañana, según informó su operador Fraport.

"Nuestro objetivo es volver a las operaciones normales de vuelo lo más pronto posible", dijo un portavoz de Fraport.

En Bélgica, el personal de mantenimiento consiguió líquido anticongelante después de que este lunes dijera que podría terminar sus existencias, lo que permitió el despegue de algunos vuelos.

La Oficina Meteorológica británica ha emitido varias alertas por el tiempo para la mayor parte de Reino Unido para lo que queda de semana.

Eurostar dijo que su servicio iba a funcionar con restricciones debido al mal tiempo. En sus oficinas del centro de Londres se estaban formando largas colas de pasajeros.

"Estamos pidiendo a todos los clientes que van a viajar antes de Navidad que pidan la devolución o cambien sus billetes sin costo alguno si su viaje no es esencial", dijo el operador del túnel ferroviario que cruza el Canal de la Mancha.

Dado que la mayor parte de las compras se hacen en las dos semanas antes de Navidad, los minoristas europeos temen que se estén quedando sin tiempo para recuperar clientes.

"La nieve en el país (Reino Unido) está teniendo unas consecuencias dramáticas, con unas ventas que han caído hasta 50% en las zonas más afectadas", dijo Andrew Wade, analista de Numis Securities.

Sin una tregua meteorológica a la vista antes de Navidad, las advertencias financieras en el sector ya han comenzado. Alexon, una marca de ropa de mujer con unas 990 tiendas en Europa, advirtió de que sus ventas se han hundido 20% en las últimas tres semanas, lo que hizo que sus acciones cayeran esa misma cifra.