Trípoli. Helicópteros de combate franceses y británicos fueron usados por primera vez en Libia en la madrugada de este sábado para impactar blancos en el puerto petrolero de Brega, mientras las fuerzas de la OTAN intensificaban su ofensiva aérea contra Muammar Gaddafi.

La alianza liderada por la OTAN extendió su misión para proteger a civiles en Libia por otros 90 días esta semana, mientras Francia dijo que aumentaría la presión militar y trabajaría con personas cercanas a Gaddafi para persuadirlos a dejar al coronel.

"Esta fue la primera misión operativa realizada por Apaches del Ejército británico por mar", dijo el secretario de Defensa de Gran Bretaña, Liam Fox.

"La capacidad adicional que ahora está siendo empleada por la OTAN refuerza el compromiso duradero de Gran Bretaña y la determinación de la OTAN por (...) garantizar que el pueblo de Libia logre su libertad y resuelva su propio futuro", indicó.

Analistas militares afirman que los helicópteros de combate permitirán ataques más precisos contra las fuerzas de Gaddafi que se ocultan en zonas de edificios, además de reducir el riesgo de víctimas fatales.

Pero dada la vulnerabilidad de los helicópteros al fuego desde tierra, su despliegue también aumenta el riesgo de que las fuerzas occidentales sufran sus primeras bajas en la campaña.

Críticos del conflicto han advertido sobre una expansión de la misión, pero la OTAN ha dicho que el uso de helicópteros de combate no sería un adelanto del despliegue de tropas en terreno, algo que las naciones de Occidente han descartado.

Ahora en su cuarto mes, el conflicto de Libia sigue estancado, con rebeldes que no han podido salir de sus bastiones y avanzar hacia Trípoli, donde parece que Gaddafi se encuentra afianzado.

Lucha por Brega. Los ataques con helicópteros impactaron blancos militares alrededor de la ciudad oriental de Brega, donde se ubica un terminal de exportación de petróleo.

Las fuerzas rebeldes, que han tomado el control de la ciudad oriental de Bengasi, asaltaron el oeste de Brega al inicio de su revuelta, antes de verse obligadas a replegarse hasta las cercanías de la ciudad de Sirte a fines de marzo.

Desde entonces, las fuerzas de Gaddafi han estado a cargo de la ciudad petrolera.

"Los Apaches recibieron la orden de atacar con precisión una instalación de radares y un puesto de control militar, ambos localizados en los alrededores de Brega", dijo el mayor general Nick Pope, jefe de la oficina de comunicaciones estratégicas del comando de defensa británico.

En el último revés diplomático para Gaddafi, China realizó su primer contacto confirmado con rebeldes libios esta semana, luego de una serie de deserciones de figuras de alto perfil del gobierno libio, incluyendo un alto funcionario de la industria petrolera y el ex primer ministro Shokri Ghanem.

Los rebeldes libios y la OTAN han hecho de la renuncia de Gaddafi la primera condición para acordar un cese al fuego en el conflicto, pero el líder libio dijo enfáticamente al presidente sudafricano, Jacob Zuma, que no dejaría el país del norte de Africa.