Manama. La policía bahreiní disolvió este jueves temprano un campamento de protesta en una plaza en el centro de Manama, dando muerte al menos a dos personas, mientras tratan de poner fin a manifestaciones inspiradas por levantamientos en Egipto y Túnez, informaron testigos.

"La policía viene, está usando gases lacrimógenos contra nosotros", dijo un manifestante a Reuters por teléfono. Otro dijo: "Estoy herido, Estoy sangrando. Nos están matando".

Un manifestante dijo que había sacado de lugar a dos personas que resultaron heridas por balas de goma.

Miles de manifestantes en su mayoría chiíes salieron a las calles esta semana exigiendo un mayor poder de decisión en el reino isla donde una familia de suníes gobierna a una población de mayoría chií.

Cientos de personas acamparon en la plaza Pearl, una intersección de la capital que buscaban convertir en la base de una protesta similar a la que llevó a la caída del líder egipcio Hosni Mubarak.

Pero la plaza parecía casi vacía de manifestantes este jueves temprano luego de que la policía ingresó al área, ahora llena de carpas abandonadas, frazadas y basura.

"Estuve allí (...) Los hombres corrieron, pero las mujeres y niños no podían correr tan rápido, algunos aún están dentro (de la plaza)", dijo Ibrahim Mattar, un parlamentario de la oposición.

"Se ha confirmado que dos personas murieron", declaró. "Más están en condición crítica", agregó.