Santiago/Copiapó. Las labores de rescate de los 33 mineros atrapados hace casi 50 días en Chile concluirían en octubre, ante un avance más rápido en una de las perforaciones, admitieron autoridades y especialistas.

El mayor optimismo en la operación de salvataje de los operarios atrapados, a unos 700 metros de profundidad en una mina del norte del país, ocurre luego de que una máquina perforadora de petróleo de la estatal ENAP perforó el lunes unos 23 metros en sólo cuatro horas.

"Cuando perforemos los primeros 200 metros ahí voy a estar en condiciones de decir más o menos el tiempo estimado", dijo Juan Carlos Marin, un trabajador argentino de la empresa a cargo de las perforaciones de la máquina petrolera.

No obstante, ese sondaje se detuvo para que sea encamisado (reforzado) antes de continuar con la perforación, dijeron especialistas.

"Cuando perforemos los primeros 200 metros ahí voy a estar en condiciones de decir más o menos el tiempo estimado", dijo Juan Carlos Marin, un trabajador argentino de la empresa a cargo de las perforaciones de la máquina petrolera.

"Ojalá, ojalá, si es así en siete días terminamos, ¿no?", agregó al ser consultado por el ritmo de trabajo logrado en cuatro horas.

En el gobierno, que originalmente había estimado para noviembre el rescate, están "esperanzados" de que las labores concluyan antes de lo previsto, dijo el presidente chileno, Sebastián Piñera.

En una de las operaciones de rescate subterráneo más complejas que se han realizado, ingenieros taladran sucesivamente agujeros más anchos usando tres perforadoras para alcanzar a los mineros, atrapados en un túnel luego de un derrumbe ocurrido el 5 de agosto.

Estimaciones. Altas fuentes del gobierno señalaron al diario El Mercurio que las nuevas estimaciones confirman que en no más de 15 días lo perforado del plan B y C debería estar en su etapa final. A ese plazo se sumarían otros 3 a 5 días de encamisado de los ductos por el que serán sacados los mineros.

Debido a las mejores perspectivas del rescate, autoridades del Gobierno viajarán a las instalaciones de la Armada de Chile, donde se construyen tres cápsulas que se usarán para trasladar a los hombres a la superficie, luego de asegurar los ductos perforados.

Los mineros, que están en buenas condiciones de salud, reciben diariamente alimentos energéticos para aumentar su fuerza.