México D.F. . Un violento fin de semana se registró en México y el balneario de Acapulco fue uno de los más afectados con 31 víctimas fatales, 15 de las cuales fueron decapitadas y tres aparecieron colgados de un puente.

También en Ciudad de Juárez hubo 14 muertes violentas vinculadas con el crimen organizado.

Según informó la policía mexicana, se trata de las dos jornadas más violentas desde que comenzó 2011.

Debido a que Acapulco se está convirtiendo en un punto crítico, el presidente Felipe Calderón anunció que enviará un comando especial de agentes y militares para contener la violencia y que ésta no afecte a la industria turística.

En la zona actúa el cártel de La Familia, que está en pugna con Los Zetas y su aliado, el cártel del Pacífico Sur, indicó Infobae.

Por otras parte, en el estado de Sinaloa fueron asesinadas seis personas y en Tijuana un policía fue acribillado cuando salía de su casa. Uno de los agresores también murió.

En tanto, en Jalisco, se encontraron los restos de tres hombres y en Durango fue asesinado el dueño de una carnicería.