Tijuana. Un excéntrico ex alcalde de la fronteriza ciudad mexicana de Tijuana fue liberado el martes luego de que no se encontraron elementos para culparlo por posesión de armas y homicidio, en un revés legal para el gobierno del presidente Felipe Calderón.

Jorge Hank Rhon, un empresario millonario de la industria del juego, había sido arrestado el 4 de junio con 88 armas de fuego, municiones y una granada de gas en un operativo militar sorpresivo.

Una jueza decretó su libertad el martes por falta de pruebas, y Hank, también dueño de un equipo de fútbol profesional, fue ordenado a permanecer bajo arraigo por 40 días para investigar su presunta participación en un homicidio.

Sin embargo, horas más tarde, un nuevo juez desechó el segundo intento por detenerlo.

"El arraigo era improcedente", dijo Luis Javier Lagorri, abogado de Hank, de 55 años y parte de una prominente familia de políticos del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI).

La fiscalía federal dijo en un comunicado que apeló la decisión de la juez.

Hank Rhon había negado las acusaciones e incluso afirmó en su momento que desconocía que las armas estuvieran en su propiedad. También negó acusaciones de estar involucrado en el asesinato de una mujer de 24 años que salía con uno de sus hijos.