Zawiyah, Libia. Hombres armados opositores al líder de Libia, Muammar Gaddafi, tomaron el control este domingo de la ciudad de Zawiyah, situada unos 50 kilómetros al oeste de Trípoli, y colocaron banderas con los colores rojo, verde y negro sobre algunos edificios.

Varios cientos de personas gritaban "Esta es nuestra revolución" en el centro de una ciudad donde había edificios calcinados y agujeros de balas, además de vehículos incendiados y abandonados en las calles.

Un hombre en el centro, llamado Mustafa, dijo que siete personas murieron en los últimos enfrentamientos con fuerzas de seguridad pro Gaddafi y que muchos más resultaron heridos.

"Pero Zawiyah es libre como Misrata y Bengasi. Gaddafi está loco. Su gente nos dispara usando granadas propulsadas con cohetes", dijo Mustafa, refiriéndose a ciudades en el este del país liberadas esta semana por una coalición de poder popular y soldados desertores.

Otro hombre, llamado Chawki, dijo: "Necesitamos justicia. La gente está siendo asesinada. La gente de Gaddafi le disparó a mi sobrino".

"Necesitamos ayuda del exterior. Nosotros nunca usaremos la fuerza o le haremos daño a alguien. Sólo queremos nuestros derechos civiles (...) él (Gaddafi) se tiene que ir. No hay otra salida", agregó.

Repelen intento del gobierno. El panorama en Zawiyah era otro indicio de que el poder de Gaddafi parece disminuir cada día.

Corresponsales de Reuters encontraron residentes en algunos vecindarios en Trípoli proclamando la rebeldía abierta luego de que las fuerzas de seguridad se esfumaran.

"Gaddafi es el enemigo de Dios!" gritaba una multitud este sábado en Tajoura, un empobrecido vecindario de Trípoli, durante el funeral de un hombre que dijeron fue abatido por leales a Gaddafi el día anterior.

Ahora, señalaron residentes, esas fuerzas de seguridad desaparecieron.

Residentes erigieron barricadas de rocas y palmeras en calles llenas de escombros, y había varios muros con grafitis. Los muros de las casas evidenciaban impactos de bala, atestiguando la violencia.

Los residentes, todavía reacios a ser identificados por el temor a represalias, sostuvieron que soldados dispararon a manifestantes que intentaban marchar desde Tajoura a la central Plaza Verde durante la noche, causando la muerte de al menos cinco personas.

El número no pudo ser confirmado de forma independiente.

La televisión estatal libia nuevamente mostró una multitud cantando su lealtad a Gaddafi en la Plaza Verde este sábado. Pero periodistas en el lugar estimaron que se trataba de unas 200 personas.

Desde Misrata, una gran ciudad 200 kilómetros al este de Trípoli, residentes dijeron por teléfono que un intento de fuerzas leales a Gaddafi, operando desde el aeropuerto local, fueron repelidas por la oposición en un sangriento enfrentamiento.

"Hubo choques violentos la noche pasada y en las primeras horas de la mañana cerca del aeropuerto", dijo a Reuters Mohammed, un residente. "Un estado de alerta extremo prevalece en la ciudad".

El hombre agregó que varios mercenarios de Chad fueron detenidos por rebeldes en Misrata. El reporte no pudo ser verificado pero era similar a los relatos en otras partes de que Gaddafi desplegaba soldados traídos desde Estados africanos en los que posee aliados.