Londres. El primer ministro de Gran Bretaña, David Cameron, y otros líderes europeos acordaron que Naciones Unidas y la Unión Europea deberían tomar acciones urgentes para abordar la crisis en Libia, incluyendo duras sanciones, dijo este sábado el gobierno británico.

El despacho de Cameron sostuvo que en las últimas 24 horas el primer ministro habló por separado sobre Libia con la canciller alemana, Angela Merkel, su par italiano, Silvio Berlusconi, y su contraparte turco, Tayyip Erdogan.

"Hubo un claro consenso en que las acciones del régimen libio son totalmente inaceptable y que la brutalidad e intimidación no serían toleradas", dijo un portavoz de Cameron.

"El (Cameron) acordó con sus contrapartes que eran necesarias acciones urgentes a través de la UE y la ONU, incluyendo un paquete con severas sanciones que afecten directamente al régimen", manifestó.