Luego del anuncio de Barack Obama, respecto de la muerte de Osama Bin Laden, las reacciones en el mundo no se hicieron esperar.

En este sentido, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, señaló que se va a reforzar la seguridad en los aeropuertos del país, y viajes al extranjero. “Obviamente no podemos descartar que existan reacciones en contra”, inidcó Guido Westerwelle, según consigna el periódico germano Der Spiegel.

Angela Merkel, primer ministro de Alemania dijo que “me alegro que se haya logrado asesinar a Bin Laden”. Sin embargo señaló que se debe estar alerta, “el peligro del terrorismo todavía no ha desaparecido”, señaló.

“Francia saluda la tenacidad de Estados Unidos”, dijo el presidente de Francia Nicolas Sarkozy. “Bin Laden era el promotor de una ideología del odio y el líder de una organización terrorista que ha cobrado miles de víctimas en todo el mundo, incluso en los países musulmanes. Francia considera que para esas víctimas, se ha hecho justicia", enfatizó el mandatario galo.

Por su parte, Pervez Musharraf, líder paquistaní, señaló que "las tropas extranjeras no deberían haber entrado en nuestro suelo. Aunque el resultado de la acción de los EE.UU. sea bueno, no me uno a las reacciones de alegría del pueblo paquistaní, porque su soberanía ha sido violada." dijo a BBC, citado por Le Monde.