Santiago. La Embajada de Chile en Brasil informa que dos aviones Hércules C-130, de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) llegarán este domingo (29 01 2017), alrededor de las 13,45 horas, al aeropuerto Arturo Merino Benítez, con un grupo de 28 militares a bordo y equipo adecuado para contribuir al combate de los incendios forestales que han devastado en los últimos días a diversas zonas rurales del centro y del sur de Chile.
 
“Al llegar a Santiago la tripulación recibirá orientaciones de ONEMI (Oficina Nacional de Emergencias, dependiente del Ministerio del Interior) y de la CONAF (Corporación Nacional Forestal), responsables por la coordinación de la ayuda internacional, y será destinada para el lugar a partir del cual deben operar”, explicó el Agregado Aeronáutico de Brasil en Chile, coronel aviador Paulo César Andari.
 
Uno de los aviones de la FAB está equipado con el sistema MAFFS (sigla en inglés de Modular Airbone Fire Figthing System), que consiste en cinco tanques de agua que son capaces de arrojar agua sobre zonas previamente determinadas. La carga, en total, de estos equipos equivale a cerca de 12 mil litros de agua, y puede ser lanzada desde una altura media de 46 metros de altura.
 
El otro avión transporta materiales logísticos necesarios para la operación del sistema MAFFS, tales como bomba compresora, piscinas para abastecer de agua a la primera aeronave y equipos de mantención, en general.
 
La ayuda brasileña fue coordinada por los ministerios de Defensa y Relaciones Exteriores de Brasil, en conjunto con el Comando de Aeronáutica y el Embajador de Chile en Brasil, Jaime Gazmuri. De este modo, la FAB siguió las instrucciones emanadas del gobierno del Presidente Michel Temer, que solicitó fuera enviada “toda la ayuda posible” al pueblo y al gobierno de Chile, que enfrentan esta dura catástrofe