Chicago. La región central de Estados Unidos registró un volumen récord de lluvias, lo que disparó los temores de que se produzcan crecidas en el Río Misisipi.

En Dubuque, Iowa, la zona más afectada, se han registrado más de 10,3 pulgadas de precipitaciones en las últimas 24 horas.

Esta situación hizo que los funcionarios dispongan las compuertas contra inundaciones de la ciudad a lo largo del Río Misisipi, ya que los niveles de agua han aumentado más de dos pies y medio desde el miércoles.

Relámpagos causaron cortes de suministro eléctrico en Chicago y Detroit, así como otros problemas eléctricos que dejaron a decenas de miles de personas sin energía.

Personal de bomberos también rescató a algunos residentes de Dubuque que permanecían al interior de sus viviendas inundadas.

En Chicago, la tormenta elevó el volumen total de lluvias para julio a cerca de diez pulgadas, el mayor nivel en más de 120 años.

Pero las precipitaciones también ofrecieron alivio temporal ante la extrema sequía que ha afectado Chicago y sus alrededores durante más de una semana.

En Dubuque, se espera que los volúmenes de agua del Río Misisipi aumenten otros dos pies el jueves.