Un reciente informe de la Policía Europea (Europol) y el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT) arrojó un resultado alarmante: el crecimiento del narcotráfico de cocaína proveniente de Latinoamérica en países de Europa del Este.

"Estamos observando que la ruta de los Balcanes está desempeñando un papel cada vez mayor en el tráfico de cocaína de Latinoamérica hacia la Unión Europea (UE)", expresó Wolfgang Götz, Director del OEDT.

La droga de origen sudamericano (Colombia, Argentina, Bolivia, Brasil, Perú y Venezuela) llegaría a través de contenedores para ser distribuída, principalmente, a Dinamarca, Alemania, Austria y a las naciones escandinavas, informó BBC Mundo.

El menor control antinarcótico de esta zona, la libertad del mercado y la presencia de redes de delincuencia locales de gran escala acentuarían este fenómeno.

En 2009 se realizaron decomisos importantes, entre ellos, uno en Contanza, Rumania de 1,2 toneladas dentro de un cargamento de madera, un cargamento de madera procedente de Brasil y que condujeron a un cargamento mayor de 3,8 toneladas.

Para Götz este nuevo tránsito es preocupante: "ello sugiere una diversificación de las rutas de tráfico y muestra una expansión hacia el este del tráfico de cocaína en Europa". Cabe mencionar que los países del Este tienen índices de consumo de cocaína menores de la media europea situada en 4,1% .